Investigación Cualitativa y Cuantitativa en las Ciencias Sociales

En Ciencias Sociales, sobre todo en Ciencia Política y Sociología, se suele hablar de investigaciones de dos tipos: Investigación Cualitativa e Investigación Cuantitativa. ¿Cuáles son las principales características de cada una? ¿Cuál es la relación entre ambas? ¿Y cuáles son sus diferencias?

En términos generales, «cualitativo» y «cuantitativo» son términos empleados para referirse a dos tradiciones metodológicas que difieren en el tipo de preguntas de investigación, el tipo de datos empleados y los mecanismos de inferencia causal. Se trata de dos culturas de investigación alternativas. Cada una con sus propias normas, valores, creencias, procedimientos y prácticas.

Ninguna de estas dos tradiciones, sin embargo, es absolutamente homogénea. Ambas contienen contradicciones y disputas internas. Tampoco son tradiciones mutuamente excluyentes. Son culturas permeables. Esto último permite la existencia de investigaciones que ocupan «métodos mixtos», integrando herramientas tanto cualitativas como cuantitativas.

Para un cientista social es importante conocer y apreciar las diferencias entre ambas tradiciones de investigación, así como tener en consideración las fortalezas y debilidades de cada cultura metodológica.

Una historia de dos culturas

Preguntarse si los métodos cuantitativos son superiores a los cualitativos (y viceversa) no tiene mucho sentido para la investigación en Ciencias Sociales. Las técnicas cualitativas y cuantitativas son apropiadas para diferentes tareas de investigación y permiten alcanzar diferentes objetivos.

Al seleccionar un tipo de método de investigación no nos debemos fijar en qué datos están disponibles, sino en cuales son nuestros objetivos de investigación. Incluso puede suceder que un enfoque metodológico mixto nos permita alcanzar dichos objetivos mejor que apegándonos a una sola cultura metodológica.

Dicho esto ¿Cuáles son las principales diferencias entre estas dos culturas metodológicas? No se trata, como muchos creen, de una distinción entre números y palabras.

En primer lugar, al comparar las metodologías cualitativas con las cuantitativas, se debe notar que los métodos cuantitativos han sido desarrollados de forma más explícita y son mejor conocidos que los métodos cualitativos. En pocas palabras, los métodos cuantitativos son dominantes en las Ciencias Sociales.

Los métodos y procedimientos cuantitativos se encuentran, generalmente hablando, claramente especificados y los investigadores que los emplean suelen seguir recetas metodológicas previamente formuladas. En contraste, la investigación cualitativa procede mediante técnicas de investigación implícitas. En la tradición cualitativa no existe un conjunto de técnicas estandarizadas que todos los profesionales adquieran de forma homogénea.

Por supuesto, ambos cuerpos metodológicos apuntan a un mismo objetivo: la construcción de inferencias descriptivas y causales.

Sin embargo, existen dos herramientas que hacen que la investigación cualitativa sea diferente de la investigación cuantitativa. La primera es el análisis de caso. La segunda es el uso de la lógica y la teoría de conjuntos, que dan forma a la mayor parte de las investigaciones cualitativas.

Análisis de caso

Una forma común de distinguir la investigación cualitativa de la cuantitativa es enfocarse en el número de casos (el tamaño del N). Es natural asociar los estudios de «N-grande» con la investigación estadística y los estudios de «N-pequeño» con la investigación cualitativa. Sin embargo, algunos estudios de N-grande son cualitativos y algunos estudios de N-pequeño emplean herramientas cuantitativas.

En efecto, los estudios de N-pequeño están correlacionados con la investigación cualitativa, pero esto no es lo que la define. En realidad, lo que define a la investigación cualitativa es el uso de técnicas de análisis de caso (within-case analysis). El análisis de caso requiere conocimiento en profundidad de un caso específico. Tener un conocimiento en profundidad con un N-grande es muy difícil, es por esto que los investigadores cualitativos suelen hacer estudios de N-pequeño.

El análisis de caso se centra en el uso de piezas específicas de información para erigir inferencias causales de casos puntuales. Estas observaciones pueden ser determinantes para derribar o dar nuevo vigor a una teoría. En contraste, los métodos cuantitativos son, por definición, métodos de análisis entre casos (cross-case analysis). Esto se observa con claridad en el uso de métodos experimentales (el estándar ideal para la inferencia causal en el paradigma cuantitativo).

Lógica y Teoría de Conjuntos

Cuando los investigadores cualitativos formulan sus teorías, lo suelen hacer empleando el lenguaje de la lógica (aún cuando puede que no sean conscientes de ello). En el centro de la investigación cualitativa y sus prácticas se encuentra la idea de «condiciones necesarias y suficientes».

Casi todas las hipótesis cualitativas suelen formularse en términos de «necesidad» y «suficiencia». Por ejemplo, para expresar la idea de que «X es necesario para Y», se suele recurrir a expresiones del tipo: «sólo si…», «es esencial que…», «permite…», «previene…», etc. Todas estas expresiones refieren a un tipo de relación causal en la que X es un requisito para Y, o que la ausencia de X previene Y.

De la misma forma, muchos investigadores emplean expresiones como «X garantiza Y», «X produce Y», o «X lleva inevitablemente a Y» para expresar condiciones de suficiencia (X es suficiente para Y). Esto se ve de forma cotidiana en las investigaciones cualitativas.

El uso de la lógica y la teoría de conjuntos se extiende más allá de la formulación de hipótesis, y suele aparecer también en la formulación de conceptos. Para definir un concepto usando el enfoque cualitativo clásico asociado a Sartori, lo que se suele hacer es listar un conjunto de condiciones que son individualmente necesarias y colectivamente suficientes para la pertenencia del fenómeno al concepto.

Por último, las principales herramientas de los análisis de process tracing («hoop test» y «smoking gun test») tienen sus fundamentos en las ideas de necesidad y suficiencia.

Conclusión

Los términos «cuantitativo» y «cualitativo» son insuficientes y poco satisfactorios. Si bien existen diferencias sustantivas entre ambos paradigmas metodológicos para la investigación en Ciencias Sociales, no es posible identificar dichas diferencias (que son específicas) solamente empleando estas etiquetas. La diferencia entre métodos cuantitativos y cualitativos no puede reducirse a una diferencia entren «números» y «matemáticas» por un lado, y «palabras», «narraciones» e «interpretaciones», por el otro.

Cada cultura tiene sus propias normas, sus propios valores, creencias, técnicas y procedimientos. No existe un conjunto de herramientas metodológicas que sea siempre superior al otro, o que no tenga desventajas. Es más, las Ciencias Sociales se verían beneficiadas del aumento en el número de investigaciones que recurren a metodologías mixtas.

Este artículo se basa en la siguiente fuente de información:

¿Qué tan útil te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.8 / 5. Recuento de votos: 4

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments